Fotos del novillo “Escudero”, número 70, que se lidiará en Madrid


 

 

 

 

Miguelín sustituirá a Emilio Huertas en la novillada concurso de Las Ventas


Según informó en una nota de prensa la empresa Taurodelta, gestora de la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, Emilio Huertas, tras cambiar de apoderado, ha decidido no anunciarse el día 30 de septiembre. Su lugar lo ocupará Miguelín.

De esta forma, el cartel para el día 30 de septiembre queda como sigue:

Domingo 30 de septiembre, 18:30 horas: Concurso de ganaderías. Novillos de Partido de Resina (Pablo Romero), Barcial (Vega Villar), Hros. de Alonso Moreno de la Cova (Urcola), Cubero-Buendía (Santa Coloma), Coquilla de Sánchez Arjona (Coquilla) y Aurelio Hernando (Veragua-Vázquez) para Miguel Hernández Miguelín,  Raúl Rivera y Alberto Escobar.

Un novillo de coquilla en la concurso de las Ventas


Ya es oficial: el próximo domingo 30 de septiembre, uno de los novillos que se lidiará en la novillada concurso que se celebrará en la plaza de toros de las Ventas de Madrid será de Coquilla de Sánchez-Arjona. También se correrán novillos de las siguientes ganaderías: Partido de Resina, Barcial, Hros. Alonso Moreno de la Cova, Cubero-Buendía, y Aureliano Hernando.

Los novilleros anunciados son: Raúl Rivera, Alberto Escobar y Emilio Huertas. El manchego Emilio Huertas fue uno de los que lidiaron la única novillada completa que teníamos para este año, celebrada en Riscle el pasado 4 de agosto y de la que en breve daremos más información, traducida de medios franceses.

Fotos de los novillos que se lidiarán esta tarde en Las Ventas


Ya están enchiquerados los tres novillos de Coquilla de Sánchez-Arjona que se lidiarán esta tarde en Las Ventas.

En cuarto lugar se lidiará el número 64, de nombre Tramposo, con 535 kgs.:

Tramposo, novillo de Coquilla de Sánchez-Arjona, número 64

En quinto lugar el número 55, Charlatán, 472 kgs.:

Charlatán, novillo de Coquilla de Sánchez-Arjona, nº 55

Y en último lugar, Chalanero, número 55, con 490 kgs.:

Chalanero, novillo nº 55, de Coquilla de Sánchez-Arjona

Cuadrillas

Fuente de las fotos: las-ventas.com

 

 

Firmas a favor de la tauromaquia


La Asociación Nacional de Presidentes de Plazas de Toros de España (ANPTE), la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT) y el Observatorio de Culturas Taurinas de Francia están llevando a cabo una campaña de recogida de firmas para respaldar una demanda a la UNESCO para declarar a la Fiesta Obra Maestra del Patrimonio Cultural Inmaterial.

El texto de la declaración es el siguiente:

LA DECLARACIÓN INTERNACIONAL DE LA TAUROMAQUIA COMO OBRA MAESTRA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL

Los abajo firmantes : profesionales de los muy diversos ámbitos de la sociedad y la cultura de los distintos países con viva cultura taurina , junto con las distintas organizaciones o entidades culturales que existen en torno a la Fiesta, así como cuantas personas, aficionadas o no, que a título individual por su sensibilidad con la causa se adhieren, DECLARAMOS:

– Que la Fiesta de los toros, cuya expresión moderna se fragua en la Península Ibérica desde la Edad Media, en América desde el siglo XVI , y en el sur de Francia desde el siglo XIX, apoyándose en tradiciones taurinas más antiguas, extrae sus raíces de un fondo milenario de la Cultura Mediterránea heredada por los pueblos latinos, en la cual el enfrentamiento entre el hombre y el toro, y su interpretación simbólica, han dado lugar a un sinfín de mitos, de celebraciones y de obras maestras en las bellas artes y en la literatura, el teatro, la música, el canto, la danza y muchas más.

– Que esta Fiesta, en sus diferentes interpretaciones, refleja la sensibilidad específica de cada uno de los pueblos y comunidades que la comparten, íntimamente ligada a sus tradiciones, costumbres y creencias religiosas, que expresa al mismo tiempo, en el aspecto ético y cultural, los valores fundamentales del hombre y su manera de enfrentarse con la vida, con la muerte y con lo efímero, resultando de ello no solo una expresión de arte y cultura, sino una fuente de inspiración de todas las demás bellas artes.

– Que ella constituye el núcleo de numerosas fiestas locales y juega por lo tanto un papel muy importante para estrechar lazos de afecto y solidaridad entre comunidades y pueblos, fomentando de manera muy significativa el turismo, la hostelería, el comercio y la economía local de las ciudades taurinas, implicando además, en el campo y en las ciudades, numerosos oficios y puestos de trabajo relacionados directa o indirectamente con el mundo de los toros.

– Que tales celebraciones da lugar durante todo el año a numerosos actos culturales y encuentros entre aficionados, nacionales, internacionales y locales, que incluyen visitas a museos taurinos, plazas de toros, ganaderías, y a la edición de numerosas publicaciones e información en medios de comunicación, televisión, cine, libros, revistas y presencia en internet.

– Que la Tauromaquia está basada en el respeto que los ganaderos, toreros y aficionados sienten por el toro durante su lidia y durante su cría en condiciones óptimas de libertad, en unos espacios preservados que constituyen una reserva ecológica insustituible para otras especies de la fauna salvaje y la flora, y que mantienen numerosas tradiciones de campo; que la conservación de esta riqueza ecológica así como de los encastes del toro de lidia están condicionadas por la supervivencia de la corrida.

– Que la protección de cualquier expresión del patrimonio inmaterial condiciona la diversidad cultural y garantiza el desarrollo sostenible, como lo declara el texto de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial en su primer considerando; que por otra parte la promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales ha sido objeto de una Convención firmada en 2005 por el conjunto de los estados representados en la UNESCO, con el fin de evitar, dentro de los límites marcados por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los efectos negativos de la globalización y es ley de obligado cumplimiento para todos los estados.

– Tales son los motivos por los cuales nosotros, aficionados y personas sensibles a la belleza y respeto a las libertades, alzamos la voz, para sin grito alguno, defender que la fiesta taurina conlleva una riqueza cultural y unos valores históricos, ecológicos, económicos , artísticos y culturales, cuyo legado tenemos la obligación de preservarlo para las inmediatas y futuras generaciones. Reafirmamos igualmente la singularidad del Toro bravo lidia, su bravura y la riqueza genética de sus numerosos encastes; la contribución de su cría al mantenimiento de la dehesa, ecosistema por excelencia y garantía de preservación de la biodiversidad, fundamental para la supervivencia y mantenimiento de diversas especies de flora y fauna en peligro de extinción. Dentro del marco legal y democrático de las distintas Naciones, queremos mantener y compartir esta tradición en las regiones y lugares en donde la Tauromaquia tiene su pleno significado y expresión cultural de plena actualidad y vigencia. Igualmente en ello está en juego la Diversidad de las Expresiones Culturales cuya validez ha sido declarada por la Convención de la UNESCO, firmada en 2005, con la única obligación de su conformidad con la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

– Que la Fiesta de los toros, en definitiva, constituye un patrimonio cultural inmaterial reuniendo todos los criterios especificados, en su artículo 2, por la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, firmada en la UNESCO el 17 de octubre de 2003, que se aplica a los ámbitos de las tradiciones y expresiones orales, de las artes del espectáculo, de las actividades rituales y festivas, de las prácticas en relación con la naturaleza, de los oficios y artesanías tradicionales.

– Y por cuanto consideramos que la libertad de elección de los ciudadanos ante cualquier manifestación cultural está garantizada por las citadas Convenciones Internacionales de la UNESCO:

INSTAMOS a las autoridades competentes de nuestros respectivos países que adopten todas las medidas necesarias para la protección y la promoción de la Fiesta de los Toros y para su reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial a nivel regional, nacional y mundial, dándolo a conocer para una mayor conciencia de su importancia y propiciar formas de diálogo que respeten la diversidad cultural de los pueblos y las personas , tal como lo recomienda la Convención de la UNESCO.

LLAMAMOS a los aficionados, profesionales y expertos de los ocho países taurinos a mantener lazos de solidaridad y a coordinarse en sus iniciativas para impulsar las respectivas declaraciones en sus municipios y provincias, así como instar a sus autoridades a su inscripción en los inventarios correspondientes, que posibiliten que sus respectivos países presenten en el momento oportuno ante la UNESCO, la candidatura de la Tauromaquia para su inscripción en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Por todo lo anteriormente expuesto :

PROCLAMAMOS a la TAUROMAQUIA por derecho propio, Obra Maestra del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, conforme a los criterios y definiciones de la propia UNESCO; ratificando la presente declaración e instando a la creación de una Coordinadora Internacional para gestionar esta Declaración y para conducirla hasta su reconocimiento oficial por parte del Alto Organismo de las Naciones Unidas.

Madrid, Marzo de 2011

Firmad pinchando en este vínculo.

Fotos de la tienta en Béjar


Nuestro amigo Manuel, que nos acompañó en la tienta del bolsín que se celebró en Béjar a finales de febrero, nos ha mandado algunas de las fotos que hizo. Las colgamos aquí:

Derechazo a una becerra de coquilla

Con recorrido

Y el de pecho

Cambio de manos

Pelea de sementales: matan a “Escobero”, número 72.


Malas noticias: esta noche de luna llena se han peleado los sementales y han matado al 72, “Escobero”. Gran pérdida: aunque era uno de los sementales más viejos, era de lo mejor que teníamos.

“Escobero”, hijo de “Tabiquero”, nº 58 y de la vaca “Escobera”, la 721, se indultó en Chelva (Valencia). Sus productos solían destacar por su calidad, metiendo mucho la cara. Hijos suyos matados este año fueron el tercer novillo, nº 72, lidiado en Roquefort por Alberto López Simón, y dos de los novillos que mataron en Colmenar de Oreja el 8 de mayo Daniel Morales, Juan Pablo Sánchez y José María Arenas: el 90 y el 93.

En fin, qué se le va a hacer: gajes del oficio…

Más fotos sobre la novillada de Roquefort


Roquefort, 15 de agosto de 2010

Fuente: puraficion.blogspot.com

Pierre Caumont ha publicado una galería de fotos en su blog puraficion. Muchas gracias a todos por el apoyo. Nos da ánimos para seguir con un empeño nada fácil en estos momentos. Publicaremos próximamente una entrada sobre cómo vemos el futuro de los coquillas.

Novillada de Roquefort: los novilleros Gómez del Pilar, Esaú Fernández y López Simón


Publicamos algo de información sobre los novilleros que lidiarán los “coquillas” de Roquefort. Leer más de esta entrada

Próximo cartel: Roquefort, 15 de agosto – Roquefort, 15 d’août 2010


Anunciamos aquí el cartel del próximo festejo en el que se van a lidiar coquillas. Será la novillada con picadores que se celebrará en Roquefort, el próximo 15 de agosto. La organiza la comisión taurina de Roquefort asesorada por Alain Lartige.

El cartel lo compondrán los novilleros:  Gómez del Pilar, Esaú Fernández y López Simón.

Fuente de la foto: photodarenes.blogspot.com

“Tierras taurinas” o la suerte de los “coquilla”


Hace poco más de una semana, el domingo 4 de julio, André Viard presentó en Las Ventas la edición española de su fenomenal revista Terres taurines, que hace ya el número 27 en su edición francesa. Y lo hizo poniendo sobre la mesa el tercer número de la edición española, dedicado a la rama de Santa Coloma (los dos primeros números los dedicó Viard, respectivamente, a los Veraguas y a Saltillo).

Tierras taurinas, como su hermana mayor francesa, es un gesto y un gusto. Un gesto porque nace de un intenso esfuerzo de investigación, de rigor y de coherencia: busca siempre las pruebas que permitan acercar al toro al lector, las raíces de la tauromaquia a la afición de uno y otro lado del Pirineo. Y un gusto: sólo con hojear la revista puede uno darse cuenta del buen hacer de fotógrafo del maestro Viard; la lectura no hace más que confirmar lo visto, argumento a argumento, anécdota a anécdota.

Para los coquilla, “picantes como guindillas o dulces como rosquillas”, Tierras taurinas es una suerte. De hecho la suerte fue el tema central de la mesa redonda con la que se presentó la revista en Madrid. En este caso no la suerte frente al toro sino la suerte del toro. Juan Fabrés, representante de la ganadería Herederos de D. Alfonso Sánchez-Fabrés, y Javier Sánchez-Arjona, propietario de Coquilla de Sánchez-Arjona, ganaderos protagonistas del primer número en español de la revista de Viard, debatieron junto al editor de Tierras taurinas sobre la suerte de encastes como el de los “coquilla”, que se ha visto marginados tanto por su comportamiento en la plaza, como por un fuerte desconocimiento por parte del público (sobre todo español, para ser honestos) y por el veto que de hecho le han puesto las figuras desde los ochenta para acá. Si a ello se le añade que su morfología no casa con el tipo de trapío que se pide en muchas plazas de cierta categoría, sin hacer justicia a las diferencias morfológicas que existen entre los encastes, el menú está servido: los “coquillas”, tan apreciados por las figuras de los sesenta, se han convertido en una variedad prácticamente exótica, tan desconocida como temida, uno de esos productos del bravo que pelean con el olvido y con la extinción por falta de aire y presencia en los carteles.

Aunque las ferias toristas del sur de Francia, “La Misericordia” de Zaragoza o la monumental madrileña den cierta esperanza a este tipo de encaste, no hay que negar que sólo hay una alternativa: o se cuidan, o se pierden. Y ésta es la realidad: si los “coquilla” no son fácilmente aceptados por los que se ponen delante por las dificultades que plantean a lo largo de la lidia, sólo pueden lidiarse si el público los pide y el empresario los pone en los carteles.

Los que amamos este encaste estamos convencidos de que la apuesta merece la pena. André Viard es, sin duda, uno de ellos. Y lo ha demostrado con este tercer número de la edición española, dedicado al encaste Santa Coloma y por eso también a los “coquilla”. El objetivo de los primeros números es claro: sacar a la luz, poner en conocimiento del aficionado las ramas que son minoría, los arrabales del llamado “monoencaste” que actualmente manda en los carteles de las grandes ferias. Este hecho es evidentemente resultado de la evolución de la tauromaquia en las últimas décadas. Pero sería una gran tristeza comprobar que se van extinguiendo encastes que no se demandan por desconocimiento. Con Tierras taurinas se pone un granito de arena para que esto no ocurra, apostando con calidad y rigor por lo diferente.